ISO 37001

La ISO 37001, es una norma internacional de Sistemas de Gestión contra el soborno. Fue publicada en el año 2016 por la Organización Internacional de Normalización (ISO). Este estándar internacional provee requisitos y lineamientos para establecer, implementar y mantener un sistema de gestión anticorrupción acorde con lo esperable a nivel internacional. Los requerimientos de la norma son genéricos y aplicables a todas las organizaciones, independientemente del tipo, tamaño y giro de la actividad, sea en el sector público, privado o tercer sector.

Inculcar una cultura contra la corrupción dentro de una organización e implementar los controles adecuados, que a su vez aumenten la probabilidad de detectar la corrupción y reducir su incidencia.

Abarcar el soborno en los sectores público, privado y sin fines de lucro, incluyendo el soborno por y contra una organización y su personal, y sobornos pagados a través de o por terceros.

Implementar medidas contra la corrupción en las organizaciones tales como la adopción de una política anti-soborno, nombrar a alguien para vigilar el cumplimiento de esta política, proceder a la instrucción y formación de los empleados, la realización de evaluaciones de riesgo en proyectos y socios de negocios, implementando controles financieros y comerciales, e institucionalizar la presentación de informes y los procedimientos de investigación.

Este estándar es relativamente reciente, por lo cual está en plena fase de implementación por las diversas organizaciones en el mundo. La ISO 37001 señala cuáles son las prestaciones cuya oferta, suministro o aceptación podrían conformar un delito de soborno y exige a las organizaciones que establezcan procedimientos para prevenirlas. La norma menciona regalos, entretenimiento y hospitalidad; donaciones políticas o de caridad; viajes públicos oficiales; gastos de promoción; patrocinio; formación; membresías a clubes y favores personales, entre otras acciones.

Las medidas contenidas en la norma están previstas para integrarse a procesos de gestión y controles ya existentes. En ese sentido, la ISO 37001, cuenta con una Estructura de Alto Nivel (HLS). Esto facilita la integración con otros sistemas de gestión existentes (tales como calidad, ambiente y seguridad).

Si bien se puede certificar por un tercero el cumplimiento de la norma; no garantiza la inexistencia de sobornos. La implementación y posterior certificación de este estándar es una herramienta sólida que contribuye a reducir sustancialmente el riesgo de soborno y a combatirlo allí donde ocurre.

ISO 37001 es aplicable solo al soborno. Si bien no toca específicamente el tema de fraude, cárteles, lavado de dinero y otras prácticas ligadas a corrupción, las organizaciones pueden optar por extender el ámbito de aplicación de sus sistemas de gestión para incluir el combate a estas actividades.

Plataforma Anticorrupción - 2017
Desarrollado por medioseideas.com